Consideramos que en la actualidad el comercio electrónico paraguayo está pasando por su mejor momento, nos vimos obligados a adaptarnos improvisadamente a este método por la eficacia y rapidez que esta conlleva. Es el tiempo exacto para iniciar una tienda online en el sitio Web de su negocio.

Las cifras de usuarios se van multiplicando cada vez más, cuenta con dispositivos móviles, redes sociales, wifi, e inclusive sus propias páginas en Facebook donde promocionan sus productos o servicios.

El paso inicial es mostrar tus productos/servicios en tu propio negocio digital o tienda online y que tengas la posibilidad de expandirte con variedades de productos que se vaya adaptando a ti.

Se debe destacar un punto muy importante sobre la mejor estrategia que se puede utilizar, o bien mencionar el error que normalmente cometen los comercios tradicionales al crear una tienda online, generalmente mantienen los mismos precios que en sus canales tradicionales, perdiendo uno de los grandes elementos que favorecen el comercio electrónico que es el mejor precio o bien contar con promociones atractivas.

En nuestro país hay muchas empresas que no han incursado en habilitar sus canales online y muchas de las que ya lo hicieron aun no entienden cómo deben gestionarlos.

Otro punto a destacar es que efectivamente el sitio web es uno de los componentes más importantes de este modelo de negocio. Pero no basta solo con eso o con habilitar los medios de pagos digitales, sin trafico una tienda online es un desierto. Entonces debe ir de la mano con el Marketing y la publicidad Digital lo cual genera el trafico necesario para llegar a la venta. Creer que con las redes sociales es suficiente es un error. Se debe hacer al mismo tiempo publicidad en Google, ocuparse del posicionamiento SEO, el e-mail Marketing y otras acciones. Finalmente, todo debe estar conectado a una plataforma de gestión de clientes como un CRM.

Se debe contar con un buen equipo de ventas para garantizar el cierre ya sea vía atención al cliente, call center, WhatsApp y por su puesto el servicio de postventa. Todas las funciones mencionadas deben estar conectadas para que el consumidor lleve una buena experiencia en la compra y también para evitar que una mala gestión o inversión genere gastos innecesarios que afecten a la larga.