A la hora de poner en marcha un negocio en la web, seguramente tenga un objetivo en su cabeza: generar ventas. Para lograrlo es necesario que cuente con un funnel o embudo de conversión optimizado. En este artículo exploraremos este concepto y le contaremos por qué es un elemento clave para cualquier negocio exitoso en Internet.

¿Qué es un embudo de ventas?

Es un término de marketing online que se aplica especialmente a los sitios de ecommerce. Como su nombre lo indica, se trata de un embudo con una serie de fases que los usuarios deben transitar antes de efectuar la conversión en un sitio web. ¿Por qué es importante? Porque permite tener una visión clara sobre cómo es el proceso del cliente desde que conoce la marca hasta que realiza la compra. Gracias a él se puede saber qué etapa es necesario reforzar o mejorar para lograr que el número de clientes que llegan a convertir sea cada vez mayor. Sus fases son las siguientes:

  • Upper funnel: acá es donde se encuentran la mayor cantidad de los usuarios. Son las personas que saben que tienen alguna necesidad y están navegando por la web buscando una respuesta a ella. En este momento se puede impactar a estos potenciales clientes a través de anuncios en redes sociales o campañas de brand.
  • Middle funnel: en esta fase la cantidad de usuarios disminuye. Son las personas que ya saben exactamente qué están buscando y se encuentran evaluando opciones entre las que podría estar su empresa. Es el momento de ofrecerles contenido de valor y ofertas interesantes y atractivas para que elijan su marca entre todas las de la competencia. Una opción podría ser impactarlos con banners y anuncios en los distintos sitios webs por los que navegan. También se les podrían enviar correos electrónicos contándoles propuestas relevantes de su empresa para suplir las necesidades del usuario. Es una etapa un poco más “agresiva” que la anterior.
  • Lower funnel: es la última fase. Son las personas que están a punto de realizar la compra y quizás necesiten un empujón más para terminar de efectuarla. Aquí puede avanzar con estrategias de publicidad más personalizadas y ofrecer muestras o demostraciones gratuitas de sus productos para lograr que el usuario lo elija y concrete finalmente la conversión.

Un ejemplo de un embudo de ventas podría ser el siguiente: supongamos que usted tiene una tienda online de bazar. Lo primero que debe conseguir es que los usuarios lleguen a su web (upper funnel). Para esto podría realizar una campaña de Facebook ads. En segundo lugar, cuando las personas ya están en la web, debe conseguir que naveguen por su tienda y elijan alguno de sus productos (middle funnel). Puede lograrlo mostrando ofertas agresivas con precios competitivos que se destaquen respecto a los competidores. Por último, necesita que el usuario agregue algún producto al carrito y efectúe la compra (lower funnel). Para esto puede ofrecerle algún descuento especial o algún producto en forma de regalo.

Si cuenta con un funnel de conversión claro para su negocio, podrá determinar en qué etapa tiene que realizar ajustes para aumentar la cantidad de usuarios que lleguen a la fase final y realicen la conversión. En MADESPY podemos ayudarlo a diseñar e implementar el modelo de negocio automatizado que mejor se adapte a sus necesidades. Contamos con diversos plandes de marketing que le permitirán definir su embudo de ventas y optimizarlo para aumentar considerablemente el volumen de ventas de su empresa.